Los créditos morosos antiguos caducan en 2020

Dentro de siete meses vencen todas las deudas y obligaciones generadas entre los años 2005 y 2015 que no hayan sido reclamadas.

Las reclamaciones pueden ser muy variadas desde facturas impagadas, o rentas de alquiler no formalizadas, hasta requerimientos de perjuicios derivados de productos financieros.

A partir del próximo 7 de octubre ya no podrán reclamarse las deudas que se generaron entre esos años si no fueron reclamados con anterioridad. Una reciente sentencia del Tribunal Supremo confirma lo que ya estableció en 2015 la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil con la que se modificó el art. 1964 del Código Civil.

Contar con menos tiempo en el vencimiento de deudas puede verse desde dos perspectivas. Por un lado, para el deudor juega a su favor ya que el tiempo para que formalicen lo impagado se ha acortado. Por el contrario, para las acreedoras es una desventaja ya que si no han reclamado sus deudas con anterioridad no podrán hacerlo.